Blog » ‘La primera cita’: una leyenda sobre “maltrato diario: asumido y no ha transpirado aceptado”